Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Usted está aquí: Inicio / Noticias / Construcciones imposibles diseñadas con aluminio

Construcciones imposibles diseñadas con aluminio

Compartir en:

La ligereza y versatilidad del aluminio permite crear formas que solo existen en las mentes de arquitectos y diseñadores, haciéndolas viables tanto técnica como económicamente. Además, el aluminio simplifica y agiliza el proceso constructivo haciéndolo más rentable. Aquí tenéis 5 ejemplos de construcciones imposibles diseñadas con aluminio:

St. Mary Axe

(Londres, Reino Unido)

 

Diseñado por Norman Foster y conocido popularmente como “el pepinillo”, este edificio de forma particular tiene 180 metros de altura y 40 plantas. Su gran ventaja es que, gracias a su diseño con doble piel es capaz de ventilar el edificio en verano y aportar calefacción en invierno de manera pasiva, consumiendo la mitad que otros rascacielos similares.

Torre GT Este

(Seúl, Corea del Sur)

Este rascacielos de 130 metros de altura parece que se mueve, que ha ido creciendo desde la tierra como un árbol. Sus ondas de 50 metros le dan un aspecto orgánico que no deja indiferente. Sin duda, este edificio no hubiera sido posible sin aluminio.

 

Palacio de Hielo Bolshói

 (Sochi, Rusia)

Sede de los Juegos Olímpicos de invierno de 2014 con capacidad para 12.000 espectadores y una inversión de 250 millones de Euros, fue el único del complejo que obtuvo la certificación BREAAM de sostenibilidad de toda la Villa Olímpica. Para la construcción de los estadios se utilizaron más de 16.000 m2 de paneles de aluminio.

 

 

Torre del banco de China

(Hong Kong, China)

Compuesto por 4 torres triangulares cubiertas por vidrio y aluminio, este gigante alcanza los 367 metros de altura divididas en 70 plantas. Su envolvente inspirada en el bambú es capaz de controlar la radiación solar consiguiendo un gran ahorro energético.

 

Ferrari World

(Abu Dhabi, Emiratos Árabes)

Junto al circuito de velocidad Yas Marina se encuentra esta estructura de 200.000 m2 y más de 700 millones de Euros. La cubierta de aluminio de este parque de atracciones es la más grande jamás construida, capaz de reutilizarse (algún día) para fabricar unos 16.750 Ferraris.

 

Si te han impresionado estas construcciones imposibles diseñadas con aluminio, ¡compártelas en tus redes sociales!

 

Compartir en: