Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Usted está aquí: Inicio / Noticias / Cómo elegir una ventana

Cómo elegir una ventana

Compartir en:

¿Te has planteado cambiar tus ventanas? ¿Estas eligiendo puertas y ventanas para tu nuevo hogar y no te decides? En este artículo queremos explicarte los factores que deberías tener en cuenta para sacer cómo elegir una ventana.

Podemos dividir todos estos aspectos en 5 grandes puntos, que ordenamos de mayor a menor “importancia” según nuestros criterios:

  1. UTILIDAD: Tipo de apertura y mantenimiento, dimensiones y durabilidad.
  2. SEGURIDAD: Uso, caso de incendio o allanamiento.
  3. AHORRO ENERGÉTICO: Aislamiento térmico, permeabilidad al aire y vidrio.
  4. SOSTENIBILIDAD: Fabricación y ciclo de vida.
  5. CONFORT: Luminosidad, acabado estético y aislamiento acústico.

Utilidad

El uso de la ventana condicionará su tipo de apertura y dimensiones. Asimismo habrá que tener en cuenta la accesibilidad para realizar las labores de limpieza. También conviene evaluar la durabilidad del material. El aluminio es el material más duradero y el que más capacidades dimensionales ofrece, siendo idóneo para nuestra elección.

Seguridad

Las ventanas tendrán que ser elementos seguros en nuestro hogar. Ya sea durante su uso normal o en casos excepcionales como son el incendio o un intento de robo. El aluminio resiste con garantías probadas la acción del fuego sin alterarse ni emitir gases tóxicos siendo a su vez el más resistente en caso de ser forzado.

Ahorro energético

La capacidad de aislar, es decir, evitar que la energía (en forma de calor) discurra por un elemento constructivo se denomina transmitancia térmica. Cuanto más baja, más aislante. En el caso de una ventana en este factor influye tanto vidrio como marco. También es importante la permeabilidad al aire, ya que con las infiltraciones de aire también se pierde gran cantidad de energía en invierno y se gana en verano. Las ventanas de aluminio con Rotura de Puente Térmico tienen transmitancias muy bajas y no pierden su capacidad impermeable.

Sostenibilidad

A la hora de consumir tenemos que pensar en el planeta. El aluminio es un material 100% reciclable y con un ciclo de vida circular. Esto quiere decir que una vez extraído de la naturaleza siempre se puede volver a fundir y hacer nuevas ventanas sin perjudicar de nuevo el medio ambiente.

Confort

Dejamos para el final los factores estéticos y de acabados, pero no quiere decir que estos no sean importantes. Una ventana elegante y con gran luminosidad siempre será más atractiva. También es fundamental el confort acústico, dependiendo también del conjunto vidrio-marco su capacidad de aislarnos del ruido. Los acabados de aluminio (lacado o anodizado) son los más duraderos, teniendo las ventanas un marco mínimo.

Para ampliar información os dejamos este cuadro resumen de la web www.mejordealuminio.com

 

 

Compartir en: